Trucos sencillos para sorprender a tus invitados

¡Buenos días Jamón Lovers! En el post de hoy os vamos a dar unos truquitos para que seáis los mejores anfitriones. Son dos elaboraciones muy sencillitas pero que pueden cambiar por completo la forma de un plato.

El primero es la SAL DE JAMÓN DE TERUEL, es algo rápido de elaborar pero que da un sabor increíble. Para hacer la SAL DE JAMÓN DE TERUEL tenéis que cortar lonchas muy finas de jamón y extenderlas en una bandeja de horno con papel de horno por debajo y por encima, podéis aprovechar el calor del horno cuando terminéis de cocinar algo, ya que no es necesario que este encendido, en caso de encenderlo que no supere los 120ºC y poco a poco ir comprobando que no se queme, una vez las lonchas estén totalmente secas, se tritura y listo para utilizar.

La cantidad depende de para lo que se quiera utilizar, solo para decorar o para introducirla en la elaboración, pero os recomiendo que pongáis de más porque merma un poco, se puede conservar en un recipiente con papel de horno y en un lugar seco. Lo podéis utilizar en purés, sopas, tostadas y todo lo que se os ocurra.

Y el segundo es un CRUJIENTE DE QUESO, podéis hacerlo con distintas formas y da un sabor buenísimo a los platos que se añade, recomiendo hacerlo con queso curado ya que el tierno o semicurado se funden y no queda igual.

Para hacer el crujiente tenéis que cortar finas lonchas de queso (las se vayan a utilizar) y colocarlas en una bandeja de horno con papel por debajo y por encima, como la SAL DE JAMÓN DE TERUEL. No es necesario encender el horno podéis utilizar el calor residual, en caso de encenderlo no lo pongáis a más de 120ºC. Queda muy bien con risotos o pastas, pero lo podéis añadir a cualquier plato.

Esperamos que os gusten y os sirvan estos pequeños trucos.

Nos vemos los jueves!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *